30/1/2018 FELIZ DÍA DE LA PAZ

UNIDA EN LA DIVERSIDAD

                                                                                         UNIDA EN LA DIVERSIDAD

 

El siglo pasado, al terminar la Segunda Guerra Mundial, los líderes de Europa decidieron ponerse de acuerdo para resolver sus problemas. Nunca más querían que hubiera guerra: así la gente podría rehacer su vida y crear formas nuevas y mejores de trabajar y relacionarse entre sí.

Los líderes europeos también confiaban en que, al depender los unos de los otros, los países ya no tendrían motivos para hacerse la guerra:  la economía mejoraría en toda la región y la gente tendría buenos trabajos, alimentos y seguridad.

Pues bien: tenían razón. Hoy, 60 años después, de guerras en Europa solo habla tu libro de historia.